cartas al pozö

abril 18th, 2008

Llaman a mi puerta, son las tentaciones. 

Cada cual es más bella y más aterciopelada.

Me susurran dulcemente, son mis pequeñas atrocidades.

 No me cuestionan, me acarician, eso me reconforta.

Podría dejarles fuera de mi, pero soy sensata

forman parte del todo correoso que conforma mi frente y mentón

No hay silencio para esta torpe dueña de latón.

 

Guardo en su interior toda una colección de tentaciones, pecados y ruidos que

elevan las cejas y hacen caer en picado los ceños más fruncidos. 

Hacer el amor sin ellas, ha colmado de desvelos mi cama

prefiero incluirlas en mi dieta de flor carnívora. 

 

Corren por mis venas estrepitosas con pies de pluma ypiel de humo escarlata, quisiera adivinar

porqué sin mis dulces canalladas no puedo articular mi vientre

Aclaman mi voz entre las sábanas, ¿quisiera dejarlas huir?

 No, no serviría.

Forman mi

son tú

gritan sin y

piden con