Tirabuzones de una rubia decrépita

noviembre 24th, 2008

Estaba sentada perdonando 70 veces. Sí, perdonando que es la versión beta del Amor incondicional.Estaba ausente.

 Mi señora regordeta, Doña Ego , sonreía al saberse buena escritora “oh que grande eres Doña Ego” “qué bien das a las teclas con tus rechonchos dedos, querida”.

Ahora, pelín más consciente, acabo de echar cariñosamente..con un guiño en mi labio inferior a esta Señora que lleva casi 20 años en mi cuerpo menudo. Cada día pasamos menos tiempo juntas y, pese a las peleas del inicio, ahora.sí ..Ahora nos llevamos bien cuando ellä da un portazo y yo me “repanchingo” en el sofä de mi pellejö.