uno de estos días

enero 28th, 2008

Esta mañana la radio dejaba las ondas en mi cabeza y daban tantas vueltas que no quedó otra cosa que levantarse. En estos últimos días todo es una cuesta, que ni siquiera enero arropa con sus tópicos. Pero bien, una vez levantada he comprobado que el espejo miente. Siempre te refleja la sensación más esquiva de tu mañana…

He salido a “devolver unos videos” (a lo Patrick Beckman)[gestiones para conseguir la tarjeta sanitaria, nada de mujeres descuartizadas al ritmo de Phil Collins]. Entre tanto he comenzado a atormentarme (como siempre) con el “y si no me la dan” “y si aparece un dragón en el camino y me pide fuego” “y si el mundo se abre bajo mis pies justo cuando me toca ser atendida y la anciana de detrás de mi consigue colarse” (todo esto en forma de interrogantes dolorosos)….¿El desenlace? tengo la tarjeta provisional en mi cartera. Así que ninguna cruel desventura se ha atrevido a perturbar mi cabeza (hasta llegar a casa).

Ahora en casa, he comenzado a recoger sábanas y toallas de manera compulsiva. El mundo de nuevo se me iba a acabar y…¡qué va! sigue girando, imperturbable. No se inmuta ante mis ideas ingrávidas y catastrofistas. En ocasiones creo que soy la reencarnación de aquel (o aquella, porque las mujeres en esa época hacían montón de cosas pero no eran nada reconocidas. Bueno ahora la cosa tampoco está tan bien, pero ese tema lo trataré algún día….(creo)) que le dió por escribir algunas “hojillas” del Apocalipsis.

Y bien, tengo una taza de café terminada aquí al lado. Antes detestaba el café, pero como soy hija del capricho y víctima de la publicidad, me regalaron una Nespresso de ésas y….me gusta el café…(no me hago (más) comentarios a mi misma porque sería un lío nuevo y…no). Me he dicho, escribe en el nuevo Blog. Y nada…me pongo y nada. Vamos algo si que hay..pero como me he prometido hacerme entender “algo” pues hoy toca hablar de la rutina de mi mañana.

Por cierto, suena una y otra vez Aroah “En el patio interior”. Suena todo el rato, porque siempre escucho una y otra vez la misma canción cuando me da por querer ser concreta. ¿Por qué? ouch…prefiero no pensarlo (rara frase en mi, lo que pasa es que ahora pienso en otras más cosas y esta la tendré que dar fecha y hora para otro día. Mi mente es un consultorío médico de la Seguridad Social en plena ebullición gripal).

Bien…voy a ver una película…será “Mi Hijo” de Martial Fougeron (lo estoy leyendo, que no tenía ni idea hasta ahora. Mala memoria para los nombres de directores, escritores y personas que me presentan en 5 minutos). Espero que hoy vaya ¿bien? sería un buen comienzo.

Bueno Aroah, iré apagándote.